Real decreto 865/2003

Normativa sobre la legionella

La legionelosis es una enfermedad bacteriana de origen ambiental que suele presentar dos formas clínicas diferenciadas: la infección pulmonar o «Enfermedad del Legionario», que se caracteriza por neumonía con fiebre alta, y la forma no neumónica, conocida como «Fiebre de Pontiac», que se manifiesta como un síndrome febril agudo y de pronóstico leve. En ambas situaciones puede presentarse en forma de brotes y de casos aislados o esporádicos.

Real Decreto 865/2003, de 4 de julio, por el que se establecen los criterios higiénico-sanitarios para la prevención y control de la legionelosis. Es la ley de obligado cumplimiento, vigente y de aplicación en todo el territorio español.

Algunas Comunidades Autónomas disponen de legislación específica al respecto, la cual será tenida en el área geográfica de la correspondiente Comunidad.

    Real Decreto 865/2003

    Instalaciones afectadas RD 865/2003

    Las instalaciones que utilicen agua en su funcionamiento, produzcan aerosoles y se encuentren ubicadas en el interior o exterior de edificios de uso colectivo, instalaciones industriales o medios de transporte que puedan ser susceptibles de convertirse en focos para la propagación de la legionella, durante su funcionamiento, pruebas de servicio o mantenimiento están obligadas a mantener un control, limpieza y desinfección de cada instalación.